¿ESTOY PREPARADO PARA UN TREKKING?

Realizar un trekking de varios días es una de las experiencias más gratificantes que un amante de las montañas puede realizar. Pero ¿estoy preparado para un trekking?

Es frecuente pensar esto antes de hacer el primero, incluso después, si estoy realmente preparado físicamente o no. Las dudas surgen, están ahí, y a veces nos asaltan cuando menos te lo esperas.

Llega el otoño, haces algunas salidas con esa luz increíble que solo esta estación tiene, y empiezas a soñar, a pensar en la próxima primavera o verano.

¿por que no hacer ese trekking que llevo tanto tiempo deseando? ¿estaré preparado?

Primeros consejos

Chequeo médico

Es curioso, pero la gran mayoría de personas que practican deporte y/o actividades de montaña, no se someten de forma periódica a un chequeo o revisión médica.

Parece como si este tipo de control solo fuera necesario para los deportistas profesionales o de élite. Nada más lejos de la realidad.

Dependiendo de la edad, peso, frecuencia y tipo de actividad deportiva, y lesiones o patologías, nuestro médico podrá recomendarnos ciertos límites en la intensidad e incluso el tipo de ejercicio.

También es muy recomendable hacer una Prueba de Esfuerzo. Se trata de un examen de la resistencia física para observar la respuesta del corazón, si sufre algún daño, determinar la frecuencia cardiaca y si late de forma regular.

Planifica

Seas o no una persona ordenada o metódica, planificar un entrenamiento de cara a poder realizar el Trekking, hará más fácil de mantener la disciplina e ir cumpliendo objetivos.

De igual manera será más factible diseñar un programa con un aumento gradual de esfuerzo, que nos llevará a ir superándonos en lo físico y reforzándonos en lo emocional.

Ayuda técnica

Existen numerosos gadgets electrónicos y aplicaciones para nuestro smartphone, que nos ayudaran en la planificación y control de nuestro entrenamiento, así como de la progresión y retos conseguidos.

Los hay que también nos aportan valores como la frecuencia cardiaca, pudiendo establecer límites.

Otros nos facilitaran ejercitar la musculatura de forma ordenada y dirigida, o nos indicaran la ruta si son tipo GPS, o nos acompañaran con música o nos alumbran el camino.

Un sin fin de posibilidades, para motivarnos y ayudarnos a progresar en nuestra preparación para realizar un trekking de varios días con garantías de disfrutar y no sufrir. O al menos, que sea poco, jejejejeje

Entrenar

Prepara tu cuerpo

Es increíble como con un poco de ejercicio realizado de forma constante, nuestras capacidades de hacer cosas que creíamos solo asequibles para otros, se vuelven una realidad.

Cada persona es un mundo, así como el entrenamiento que ha de realizar de cara a un trekking de varios días.

Si nuestro objetivo es un recorrido de más de una semana, con rutas de 15-20km de media al día, hablamos de un trekking de 100-120 km mínimo y dependiendo del lugar tendrá también unos desniveles cercanos a los 5.000 mt +.

Esto nos lleva a dividir nuestro entrenamiento en dos grandes bloques:

Aeróbico

Correr, nadar o ciclismo, son los tres mejores ejercicios que nos llevaran a mejorar nuestra capacidad aeróbica, al tiempo que nos ayudaran a ganar confianza.

La frecuencia e intensidad vendrán determinadas según el planning desarrollado. Pero en los comienzos una buena orientación es sentirse al finalizar la actividad fatigado, en el plano cardiovascular, pero no agotado o exausto.

La progresión gradual será siempre más efectiva y reducirá el riesgo de lesiones. Las prisas son malas consejeras.

Resistencia

El otro elemento necesario en nuestra preparación: ganar en resistencia y fuerza muscular.

Muchas personas creen que con mejorar la capacidad aeróbica es suficiente. Por otra parte, siempre es más divertido salir a entrenar con la bici o a correr, que ponerte a hacer «musculo».

Pero nuestro cuerpo es un equilibrio de fuerzas y esfuerzos constante. Y cuando caminamos o ascendemos una montaña, todo suma o resta. Y nuestra capacidad de resistencia a los esfuerzos continuados de llevar una mochila, subir o bajar piernas por senderos empinados, van a demandar de nuestro cuerpo algo más que esfuerzo aeróbico.

Ejercicios para ganar resistencia hay muchos: sentadillas, plancha, paso atras, push up, etc

Lo ideal es una tabla de ejercicios dirigida, bien por un profesional en vivo, tipo gimnasio o entrenador personal en vivo o a distancia.

Las salidas frecuentes a la montaña para rutas de esfuerzo medio nos aportaran también resistencia, al tiempo que nos ayudaran a ir ganando confianza en como movernos y sortear dificultades, diferentes tipos de terreno, etc.

Prepara tu mente

La preparación mental para un trekking de largo recorrido es igual de importante que la física. Poner el foco en el objetivo y trabajar mentalmente en la consecución del mismo, requiere tiempo y estrategia.

La actitud positiva es fundamental, creer en conseguir lograrlo es la mitad del camino.

¿y como se trabaja o prepara la mente?

A grandes rasgos y dependiendo del tipo de persona, el apoyarse en otros es una de las mejores formas. Planificar con semanas o meses de antelación, estudiar los recorridos, preparar la logística.

Probar la mochila con un peso similar al que llevaras, testar nuevos materiales, comparar, coger ideas de compañeros….

Para los más «verdes» hacer un curso de progresión en montaña, orientación, manejo de mapas o brújula, os dará ese extra de confianza que una vez en el trekking, hará que el disfrute sea mayor.

Reflexión

¿estoy preparado para un trekking?

Puede que hoy no. Pero no hay nada que te impida prepararte para estarlo y poder realizarlo con todas las garantías de vivirlo como una experiencia única.

Asesorarte, dejarte acompañar y crear equipo, trabajar y entrenar por algo que deseas, con el premio de verte allí donde soñaste son para mi valores de vida, de experiencias.

Da el paso, vive y disfruta las montañas!!

6 CLAVES PARA UN VIAJE AUTÉNTICO y PERSONALIZADO

Hay mucha publicidad en este sentido, pero no es sincera. 6 claves para un viaje  auténtico y personalizado, no es un Viaje con nosotros, packs todo incluido, etc.  No es una critica negativa. Es solo, que se venden programas turísticos a granel como algo especial, y no lo es.

Para crear un viaje auténtico y personalizado, este ha de salirse de la  norma. Y lo más importante para mi, centrarse en las personas.

Por eso es tan importante con quién compartes el viaje, por eso no puedes comprar sin más y añadir al carrito el pack y esperar a ver si hay suerte y tus compañeros son afines a ti.

Auténtico es sinónimo de original, genuino. Y personalizado de, a medida, de encargo.

¿Qué quiere decir esto? ¿ cómo puedo acertar ? 

Voy a darte 6 claves para un viaje auténtico y personalizado, para ayudarte un poco.

Las 6 claves

Intermediarios

Existen numerosas agencia de viajes, tour operadores e incluso empresas de turismo activo, que venden trekkings o viajes como packs. Entras en la web, ves el precio, la fecha ( de las 4 o 5 seguidas que hacen) y se cuadra, click y al carrito.

Ya tienes trekking para el verano.

Lo normal será que vayas en un todo o casi todo incluido. En un caminar encorsetado, sin margen de maniobra.

Y lo que es peor. Eres objeto de una simple transacción económica donde lo que importan son las comisiones y pagar cuanto menos mejor al trabajador local.

¿ Entonces puedo viaja sin intermediarios? Si.

Pagar a alguien para que diseñe un viaje, al cual también va a ir, sabiendo que solo cobra por su gestión y que el resto va directamente al trabajador local, es posible.

Es como yo trabajo y hago mis trekking.

En grupo o por mi cuenta

Si eres de los que prefiere ir por libre, solo o en pareja, o incluso con un pequeño grupo de amigos, no hay problema.

Puedes navegar y bucear en las redes para copiar viajes y llenar el disco duro de información, alojamientos, cosas que ver, etc.

O ponerte en manos de alguien que se dedica a eso, y claro, cobra por ese servicio. Pero te preparará un viaje personalizado, según tus demandas. Días, rutas, lugares que te interesan….

Probablemente será tu mejor inversión, aparte del propio viaje, créeme.

Y está la opción de viajar en grupo. Pero no con cualquiera.

Que alguien que se dedica a preparar viajes o trekking, forme un grupo pequeño con el que él también va a viajar y compartir semanas, es garantía de personalización.

Hacer entrevistas, charlar, compartir inquietudes y afinidades, de forma previa a formalizar una reserva, ofrece siempre más confianza en donde me estoy metiendo.

Crea equipo

Siempre que puedas, no improvises un viaje. Aunque como experiencia también apetece probar.

Hablamos de ir lejos de casa, a veces incluso fuera de Europa, por varios días o semanas, con personas que no conoces de nada. A priori.

Normalmente yo siempre los preparo con varios meses de antelación. Y eso me permite lanzarlo e ir recibiendo consultas con el tiempo suficiente como para hablar y entrevistar a la gente con tiempo.

Y si, filtrar. No todo el mundo está preparado o en la misma onda para según que viaje. Y a veces es preferible decir que no.

De esa forma el grupo creado, tiene tiempo de conocerse, cambiar impresiones, consultar dudas, derribar mitos e incluso crear lazos.

Te sorprendería el nivel de confianza que se puede llegar a crear con tiempo, cuando se tiene un objetivo común, un sueño por realizar.

Aún en la distancia, un grupo de WhatsApp, video chat, nos acerca y hace equipo.

Aporta valor local

Viajar nos aporta un sin fin de buenas sensaciones y satisfacciones. Ya lo dice el refran:

Viajar es la única cosa por la que pagas y te hace más rico.

Luego creo que es de justicia revertir algo de esa «riqueza» de forma directa, sabiendo que llega a las personas de los lugares por los que pasamos, sin que nadie les quite una comisión.

Y esto es posible cuando gestionamos de manera tu a tu, con los alojamiento o transportes que vamos a usar en ese destino.

Sin necesidad de que nos gestione una agencia, que nunca ha estado allí y solo hace una reserva on line, por un porcentaje que le resta al que de verdad lo trabaja.

Así es como esas personas verán reconocido su trabajo, y serán más sinceras a la hora de tratar contigo.

A todos nos gusta ver nuestra labor justamente reconocida y pagada.

Mente abierta

Si estas dispuesto a viajar, sin tener todo perfectamente calculado. Este es tu tipo de viaje.

Eso no significa que no haya un itinerario y un planning. A mi me gusta preparar mis viajes, como te decía con tiempo.

Pero siempre llevo un plan B, e incluso C. Y eso no significa que en un momento dado se elija otra opción diferente.

Los motivos pueden ser distintos. Una carretera o sendero cortado. Mal tiempo. Un refugio o albergue cerrado sin previo aviso, etc.

Esto nos puede poner a prueba, para gestionar e improvisar soluciones.

Y ahí es donde entra nuestra mente abierta y nuestra capacidad de adaptación a vivir experiencias no previstas en el «programa».

Situaciones donde el equipo funciona, sacando lo mejor de nosotros, para con los demás.

No pagues la novatada

Si es tu primer viaje en serio, no pagues la novatada. Déjate aconsejar y orientar.

Yo también fui un novato viajero. Mis primeros viajes fueron organizados y en grupo. Al fin y al cabo, mucha gente empieza así. Antes no había otra opción o eso creíamos.

Pero poco a poco decidí que prefería hacerme mis propios viajes, ser mi asesor personal. Y una cosa llevó a la otra, y me hice también Guía de Montaña. Aunque me considero un rara avis.

No repito viajes o al menos, si vuelvo al país, no repito ruta. Investigo, creo y descubro siempre algo nuevo y diferente.

Hacer un viaje o un trekking ha de ser siempre, pero sobre todo por primera vez, especial. Y unirte a un grupo de tus mismas inquietudes, que valoran a las personas por encima de otras consideraciones, es un valor añadido.

Confiar en personas que se dedican como yo a la gestión de grupos pequeños en viajes personalizados, te evitaran malos rollos, y sensación de ser un número en un pack de venta.

Este tipo de viajes y asesores crece cada vez más. No es casual. La gente que lo prueba, lo vive y lo recomienda sin dudarlo.

Un trato cercano y directo con quien lo organiza y viajara contigo, es la mejor garantía de que será toda una experiencia. Y divertida, seguro!!

Conclusión personal

Hay muchos tipos de viaje. Y cada vez surgen más. 

Pero los podríamos resumir en caros, baratos y personalizados.

No por pagar mucho te garantiza un gran viaje. Ya hemos hablado de las comisiones.

Ni lo más barato, es siempre así. Hay demasiada letra pequeña, por no hablar de si son un copia y pega de otros, repetido hasta la saciedad.

Personalizado, es más cercano a ti, a tu forma de ver y entender el viajar. Más auténtico.

Yo lo tengo claro hace tiempo. Si viajo, ha de ser diferente, en equipo y poniendo en valor el trabajo local. Con personas afines en las que me pueda apoyar y con las que divertirme.

Explorar, vivir y sentir lo autentico.

MI AVENTURA, MIS PRINCIPIOS

Vivir mi aventura, hacer un trekking y disfrutarlo. Mi aventura, mis principios, marcan un camino, una opción diferente. Aunque hay otras.

Vivir un trekking como una aventura increíble, podría ser un mantra. En realidad, para mi lo es. Creo que se pueden hacer trekking de forma diferente y que al mismo tiempo sea una experiencia enriquecedora y no solo física.

Es cierto también que has de querer que esto sea así. Es decir tener Actitud, ser pro activo, y porque no, optimista. Parece que en según que foros, esto no está muy bien visto. Como si hubiera que dejarse superar por las situaciones.

Bueno, nada más lejos de mi forma de vivir y ver la vida.

Siempre el vaso medio lleno. Y si algo puede salir bien, saldrá bien. Pongamos todo de nuestra parte.

Pero tengamos criterio y aprendamos de cada situación y de cada persona que se cruce en nuestro camino.

¿ qué principios me gusta seguir?

Mis Principios

No los inventé yo, se los escuché a un alpinista y quedaron grabados en mi cabeza. Así que los adopté y trato de seguir siempre que voy a la montaña. Los comparto con todo aquel que anda conmigo, pues son algo más que ideas.

Mi aventura y mis principios, en realidad son una forma de entender salir al monte, e ir de trekking.

Volver a casa

Claro, que obvio, no?

Todos damos por supuesto que después de salir a la montaña vamos a regresar a casa o al refugio. Y normalmente es así.

Pero hay ocasiones en que perdemos de vista el objetivo, o le damos prioridad a algo que no deberíamos. Y volver a casa ha de ser siempre lo primero.

Hay quién asegura, que esto es una exageración, que ni se le pasa por la cabeza. Eso son cosas de los profesionales que hacen esas cosas imposibles para el resto de los mortales.

Pero no es así. Cada uno en su nivel ha de tener claro que terreno pisa. Para Kilian Jornet correr por una arista a 4.000 mt es algo dentro sus capacidades, y quizá solo se convierte en algo extremo si le sorprende una tormenta allí arriba ( y puede que ni así)

Para los demás, esa arista ya es algo fuera de lo normal, solo realizable con Guía y encordado.

Nuestra integridad física no es algo que pueda entrar en la ecuación de hacer montaña. Partiendo de que el riesgo cero no existe, ya lo sabemos.

Toda actividad supone un riesgo, pero saber donde están nuestros límites, y si nos estamos moviendo fuera de ellos, es algo que hemos de conocer y evitar.

el refugio

Pasarlo bien

No es mala norma a seguir, no?

Si, ya se. Nadie va a la montaña a pasarlo mal. Pero hay ocasiones en que debido a las circunstancias, la situación empieza a ponerse incomoda y ya no lo disfrutamos.

Puede ser la presión de quien nos acompaña, por que en el fondo no nos conoce bien, o antepone sus intereses, y nos lleva a caminar por lugares que superan nuestras capacidades.

Podemos ser nosotros mismos, en aras de demostrar lo valientes o atrevidos que somos.

En cualquier caso, es normal en una actividad encontrar algún momento que exceda de nuestras aptitudes y que eso nos produzca cierto estrés.

La cuestión es si cuentas con las «herramientas» necesarias para reconducir la situación, si eres capaz de renunciar o buscar alternativas al recorrido, si las personas que te acompañan comparten tus mismo valores y forma de entender como disfrutar de la montaña.

Pasarlo bien, ha de estar bien presente en nuestra mente, en nuestra forma de vivir un trekking, mi aventura.

montaña divertida

Por eso es tan importante con quién compartes el viaje, el trekking. Mi aventura es algo muy especial, que quiero vivir con personas afines, con la misma sintonía y amor por la naturaleza.

De ahí que sea tan importante no comprar guiado por cuestiones como el más barato, o porque es de mi ciudad.

Hacer una selección de compañeros en algo tan especial, no debería sorprender. Eliges a tus amigos, a tu pareja, etc. Porque no con quién has de compartir 24 hr al día, 1 o 2 semanas, lejos de casa?

Mereces pasarlo bien, y todos los detalles cuentan.

La cima

¿Quién no quiere llegar a la cima? ¿o lograr el objetivo del día? ¿terminar la ruta?

Pero está en tercer lugar en mis principios. Porque para mi, ninguna cima vale más que mi integridad física, que volver a casa.

Ni vale más que pasarlo bien y disfrutar del camino, del proceso y de la compañía.

Porque las personas son siempre lo más importante, compartir nos hace más humanos, mejores. No anteponer nuestros deseos ante todo y todos.

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.

Ya nos lo decía el Poeta Cavafis, el camino y no la meta es lo importante, todo aquello que nos sucede, que vivimos.

el camino
la amistad

Vivir mi aventura, los esfuerzos, nos van forjando como personas, llenando el espíritu y ampliando nuestra forma de ver y entender otra forma de viajar y hacer trekking.

La amistad y los lazos que se hacen en esos momentos compartidos, no son comparables con nada.

Y claro está que si también logramos la cima, las sensaciones se multiplican. La satisfacción del objetivo cumplido, la meta alcanzada, habernos superado, mirar en derredor y soñar con otras cumbres otros caminos, sentirnos vivos.

la cima

Pura vida.

TODOS LOS TREKKING no SON IGUALES

Esta es para mi la primera y más importante de las afirmaciones que puedo hacer respecto a esta forma de viajar. Todos los Trekking no son iguales.

Y se puede vivir un trekking como una aventura, tu aventura. Tu viaje.

Un Trekking es más que montañas y valles, glaciares, bosques o lagos.

Se trata de una forma de recorrer territorios más o menos explorados o habitados. Siempre a pie. Aunque a veces para iniciar nuestra aventura o ampliarla, necesitemos de algún medio mecánico como un avión o furgoneta.

¿Que es un Trekking?

Para empezar, la RAE no incluye definición alguna de este «anglicismo». Pero todos tenemos asimilado que se trata de un recorrido a pie de varios días, normalmente por lugares apartados sin infraestructuras o medios mecánicos cerca.

Hay otras definiciones: practica deportiva, actividad de aventura, modalidad o variante del senderismo, etc.

Pero a mi me gusta, y creo que es más fiel a su original acepción, el recorrer a pie lugares remotos.

El termino Trek proviene del Gran Trek o Gran Marcha que realizaron los Boers a mediados del S XIX, hacia el interior del continente africano.

Acaso esa migración por  tierras remotas y desconocidas no fue una aventura?

Ese espíritu es el que está implícito en el término, y su esencia no la deberíamos perder de vista cada vez que pensamos en preparar y organizar un trekking, a pesar de vivir en este SXXI en un mundo cada vez más globalizado y “conocido”.

Trekking vs Senderismo

Es frecuente pensar que Trekking y Senderismo son lo mismo. Pero no.

Cuando hablamos de senderismo, nos referimos a una práctica deportiva que realizamos a pie por senderos ya existentes, normalmente desde hace mucho tiempo. En muchos de los casos son antiguas vías pecuarias o de comunicación entre pueblos y/o aldeas, que hemos señalizado y recuperado del abandono.

Las rutas de senderismo, no suelen ser de gran dificultad ni dureza, ni tampoco de varios días, salvo excepciones.

Los Trekking, por el contrario, requieren de mayor preparación física, sobre todo por el esfuerzo acumulado de varios días de caminar.

En muchas de las ocasiones no existirán rutas preestablecidas o señalizadas. También se puede dar el caso de combinar terreno salvaje con caminos y/o senderos, que aprovecharemos para progresar.

Saber navegar y orientarnos con mapa, brújula y la ayuda de un GPS, será fundamental para aquellos que decidamos hacer un trekking más allá de los senderos establecidos.

¿Que ofrece el mercado como Trekking?

Para la mayor parte de las empresas dedicadas a vender viajes de Trekking, todo es lo mismo. Senderismo, aventura, turismo activo, tours, trekking…….Y a ser posible, todo muy cuadrado y exacto.

Trekkings como el Tour del Montblanc o del Cervino. Rutas perfectamente señalizadas, con itinerarios muy concretos, que no permiten ni dan lugar a sorpresa, más allá de si lloverá o no. Y a veces ni eso, debido a esos tiempos exactos de caminar de un refugio a otro.

Estas opciones, suelen estar masificadas. Refugios completos, caminos llenos, cruces como paradas de autobús, abarrotados de senderistas, ansiosos de marcar en su chek list otra casilla.

Si es una Agencia es seguro

Es seguro que estas pagando un montón de costes indirectos. Oficinas, administrativos, intermediarios…….Y no es algo negativo. Es otro tipo de negocio, más empresarial.

Las agencias tienen que mantener una infraestructura, es lógico. Por eso venden al por mayor viajes o trekking, a cuantas más personas mejor. Es un negocio respetable, pero no es mi forma de entender un viaje o un trekking.

No se trata de clickar y añadir al carrito algo tan especial, como si fuera la cesta de la compra del super. Sin importar los detalles. Y son importantes.

¿Acaso no te gustaría saber con quién iras de trekking? ¿quién es el Guía? poder hablar con él y con los otros participantes. ¿no te parece fundamental?

Trekking organizado vs personalizado

En mi caso, no me gusta el tipo de viaje organizado/llave en mano. ¿por qué?

Pues por que creo que todos los trekking no son iguales. Y para mi eso significa personalizar. Y se puede y se debe crear un viaje que responda a las expectativas y sueños de unos pocos.

¿y como se hace eso?

Hablando con la gente interesada en hacer ese viaje, preguntandole por sus inquietudes, su experiencia, su preparación física y psicológica para otras actividades pasadas.

Creando un grupo, un equipo, que va a compartir más que el caminar, son varias jornadas 24 hr al día, caminando, durmiendo, viviendo situaciones, que puede que a algunos les superen o fascinen. 

Y todo eso no quieres vivirlo con cualquiera. Crear ese equipo requiere filtrar, y a veces decir que «este trekking» no es para ti. No hay opción de click al carrito de la compra. 

El valor de lo autentico

Autentico, original, único…….todos prometen vender un viaje o un trekking especial. ¿pero como puede serlo si compras a granel? ¿acaso no eliges con quién ir al cine o a un concierto?

No vas a ver o escuchar cualquier película o grupo. Vas a ver lo original, y a veces hasta repites. Por que te llena, es autentico. 

Pues todos los trekking no son iguales. Hay que buscar lo autentico. Y eso requiere esfuerzo y salirse del camino marcado, o caminar en sentido contrario.

Yo busco lo autentico en cada viaje que preparo. Para mi el estudio de un nuevo trekking es algo increíble.

Los mapas, trazar rutas, consultar libros, fotos, llamar a refugios u otros guías, es una vivencia que me llena de igual forma que el propio trekking.

Como guía de montaña profesional me gusta ese trabajo previo y sentir y saber por donde y como pasaré un valle, un collado. ¿Pero y si cruzamos el rio y vamos por la otra orilla? ¿será igual? ¿llegaremos antes o después?

Explorar, vivir y sentir lo autentico.

O al menos intentarlo.

Recuerda: todos los trekking no son iguales.  ¡De ti depende!