Trekking del Triglav. Alpes Julianos.

Trekking del Triglav en los Alpes Julianos, Parque Nacional de Eslovenia, entre bosques primigenios, paisajes Kársticos y valles alpinos. Ahí es nada!!

Le tengo especial cariño a este trekking. Quizá por lo chulo que es, o por lo franca y amable que es la gente en Eslovenia.

Aunque sin duda también por la compañía y lo bien que lo he pasado las dos veces que lo hecho. Por ahora, jejeje.

Es curioso como muchas personas tienen una idea tan alejada de la realidad de los llamados «Países del Este». Desde el primer momento, cuando cruzas la frontera, a mi al menos, me enganchó.

¿Porqué hacer el Trekking del Triglav?

Como datos objetivos, el trekking del Triglav transcurre por el único Parque Nacional de Eslovenia y su pico principal y que le da nombre, el Triglav, es también la cima más alta del país con sus 2.864 mt.

Valor añadido es que nos encontramos en el corazón de los Alpes Julianos, y aunque parezca mentira, no es todavía un destino super turístico. Al menos si combinas montaña y pequeños pueblos.

Puente sobre el lago Bohinj.

Rutas

Teniendo en cuenta que solo en el Parque Nacional del Triglav hay 25 refugios guardados, las posibilidades de realizar distintos trekking son muchas.

Circular entrando desde el norte, o sur. Lineal de en cualquiera de las direcciones. De 2 o 5 días. Puedes perderte por la más recóndito o ir directamente a hacer la cima principal.

Yo las dos veces que he ido tracé rutas algo distintas, tanto en días como en recorrido.

Hay mucho que ver y andar.

Aquí tienes el próximo viaje Trekking del Triglav

Alojamiento

En el PN son refugios de montaña guardados. Tienen sus años, y aunque unos están mejor que otros, en general están bien.

En los pueblos hay de todo, albergues, hostales, chalets estilo pensión. Todo con un estilo Alpino muy cuidado. El personal muy atento y ambiente familiar.

La comida es muy local, y eso quiere decir que es fresca, de temporada, casera y típica.

Hacía tiempo que no me comía para desayunar unos huevos grandes y amarillos, uhmmmm!

En las ciudades, es más normal encontrar hoteles de todos los niveles, aunque también hay albergues y hostels.

Cultura

Eslovenia, al igual que cualquier país tiene su cultura tradicional y moderna. Puedes visitar un castillo del S XV y dentro una exposición contemporánea.

Conciertos en un lago, festivales de todo tipo…..

El turismo siempre ha venido aquí, pero es algo más reciente la popularidad «democrática» , como digo yo. Es decir, que sin llegar al turismo de masas, aún, se nota como va creciendo.

Parte de «culpa» la tienen los mismo eslovenos. Es un país fácil de recorrer, amigable, y con cada vez más infraestructuras para el turista.

Aventura

Si además de lo dicho también te gusta el sabor de la aventura, puedes combinar el trekking del Triglav con rafting, kayack, bici….o en invierno esquí de travesía o alpinismo.

Cada vez hay más empresas locales que facilitan todas estas experiencias. Solo hay que organizarlo con cariño y directamente con ellos. Evitas comisiones y el trato es mejor y de confianza.

Mi Trekking del Triglav en los Alpes Julianos

Como ir y moverte

En ambas ocasiones he volado desde Málaga a Venecia, y desde allí un tranfer en furgoneta al alojamiento. Ir directamente a la capital Liubliana es más caro.

Bueno, la segunda ocasión el grupo quedó reducido a 4, por la pandemia del Covid19, así que los «intrépidos» alquilamos un coche en Venecia, y aún así era más barato.

Hay muchas opciones y depende también de cómo diseñes el viaje y que otras actividades vas a hacer.

El transporte público de autobuses funciona muy bien y es económico. Las distancias son cortas. Así que es una opción estupenda.

Primer viaje

Día 1. Málaga-Venecia-Polje

Traslado en transfer hasta las inmediaciones del lago Bohinj. En esta ocasión el vuelo llegaba a Venecia a las 21:00 pm, así que aparecimos por el Albergue a las 1:00 am, después de parar a comer algo.

Llamé a las 23:00 pm para decir que se nos hacía algo tarde, y el chico me dijo que sin problema, que me dejaba las llaves en el mostrador y la puerta abierta. Y así fue.

Buena gente, buen comienzo y buenas sensaciones 🙂

Día 2. Polje-Refugio de los Lagos

Después de un buen desayuno, cogemos el bus hasta el final del lago Bohinj para subir a ver la cascada Savica. Y la verdad, es bonita, pero no merece mucho la pena. Se sube por una escalera de cemento hecha en el bosque y cobran entrada, tal cual.

Pero bueno, nos sirve para soltar piernas. Desde allí mismo nos acercamos a coger el sendero donde propiamente empieza nuestro Trekking del Triglav en los Alpes Julianos.

Esta jornada es una pasada para empezar. El sendero no se ve desde el lago. Sube por la pared pegado a la roca y salvas unos 700 mt en menos de 2 km. Hay algunos pasamanos y peldaños rústicos para ayudar.

Pero el esfuerzo compensa. El bosque es de cuento, y por los hueco entre los arboles se ve cada vez más abajo el lago.

Cuando llegas arriba del muro, el silencio y el paisaje te encandilan.

Cruzamos una zona de vegetación exuberante, otro pequeño lago y accedemos al extremo sur del valle de los 7 lagos.

Nuestro refugio nos espera listo para reponer fuerzas.

Día 3. R de los Lagos-Refugio Planika

Hoy remontamos todo el valle de los 7 lagos y nos dirigimos hacia la base del Triglav, donde dormiremos a 2.401 mt.

El recorrido es hoy mas árido de vegetación, entre moles dolomíticas, lagos relictos, prados de altura y algún paso con cadenas para asegurar el camino.

Vamos, una gozada. Hasta un nevero que se resiste a irse en el primer collado nos franquea el paso, y abrimos una pequeña huella para pasarlo.

Te sientes pequeño entre estas murallas calcáreas.

De vez en cuando una cabra montes alpina o una marmota te alegran aún más el día.

¿Quién no va a caminar a gusto así?

Al llegar al refugio Planika, la previsión meteorológica se va cumpliendo. Niebla, bajada de temperatura y algo de lluvia.

Así que nos damos un «refrecón» en el único lavabo que hay. Estamos muy altos y la roca calcárea filtra casi todo el agua. No hay duchas.

Café y cervezas y que hay. Y pasamos la tarde viendo mapas y charlando.

En el refugio se está de lujo. Como en casi todos, hay unas estufas de obra recubiertas de cerámica, y dan un calorcito super agradable.

Cena y a dormir temprano. Mañana queremos intentar subir al Triglav.

Día 4. R.Planika-……………..plan B

Nos levantamos a las 6:00 am, desayuno y salida. La previsión es muy mala. Pero unos pocos decidimos intentarlo.

Cuando llevamos una hora de subida, y justo antes de las primeras cadenas de pasamanos, vemos cómo llega la tormenta.

De película. Nos damos la vuelta y comenzamos a bajar lo más rápido que podemos, y a la mitad, nos pilla el aguacero. Tremendo. Pero llegamos de vuelta al refugio bien.

Otro desayuno para entrar en calor junto a la estufa y a repensar el día.

Sólo son las 9:00 de la mañana 🙂

Plan B.

Siempre me gusta llevar un Plan B y C, y D, si es posible, claro. Y aquí en el Trekking del Triglav en los Alpes Julianos, si te lo curras, es perfectamente posible.

Bajamos hacia el refugio Vodnikov y cogemos una senda que casi ni se ve , donde no nos encontraremos a nadie en 6 hr, cruzando un bosque de hayas impresionante, hasta llegar a una pequeña aldea donde está el Albergue Uskovnici.

La tormenta nos ha respetado el resto del día, y el paisaje mojado hace que los colores destaquen, es una gozada.

El albergue está solo para nosotros. El matrimonio que lo lleva son una pareja super curiosa. Solo hablan Esloveno, pero el lenguaje universal para pedir de comer y beber no falla, jejej.

Lo que no esperábamos era pasar una tarde tan increible.

Mientras llovía a cantaros fuera, y hacíamos tiempo para la cena con una cerveza al calor de la estufa, una pareja de amigos de los dueños, se pusieron a cantar y tocar un acordeón.

Y se armó la fiesta.

Vaya tarde noche, increíble. Y qué risas, y bailes……….inolvidable.

Día 5. Uskovnici–Polje

Terminamos el trekking bajando hasta Stara Fuzina, y desde aquí subimos por el rio hasta polje, donde dejamos una mochila pequeña con mudas para los dos días finales.

El valle es un encanto y teníamos otro alojamiento en una pequeña villa, para pasar la tarde noche y recuperarnos.

Aquí todo está muy cerca y o bien andando o con el bus recorres bien la zona.

Día 6. Polje-Bled

Después del típico desayuno contundente, cogemos el bus a Bled.

Es un pueblo precioso, turístico, pero para nada masificado. Hay muchos tipos de alojamiento, desde albergues a hoteles 5*. Y la actividad cultural y de ocio en la villa y alrededores es variada.

Nosotros decidimos ir a ver la Garganta Vintgar, para lo que optamos por un transfer que nos lleve y luego volver andando dando un paseo.

No defrauda. Hay que pagar una entrada, pero el recorrido esta genial, una pasarela de madera sobre el rio de aguas turquesas, y al final tienes varias opciones de salida.

Como queríamos volver andando, elegimos la de la derecha, que atraviesa el bosque en subida hasta un mirador, desde donde se ve el valle, y de allí directos al Castillo de Bled.

Por la noche, hay conciertos gratuitos a la orilla del lago, con pequeños puestos para comer o tomar copas. Mola.

Eso si, a las 22:00 se acaba todo y cada mochuelo a su olivo.

Dia 7. Bled-Liubliana.

Bus directo a Liubliana, y en poco más de una hora ya estamos dejando las mochilas en el hotel y saliendo a la calle.

La primera vez que venía a Eslovenia y tenia curiosidad por ver también la capital. Es muy pequeña y en un día puedes ver lo más significativo.

Lo más turístico está en torno al rio Ljubljanica, el centro urbano, el Castillo en la colina, tiendas de artesanía, el mercado, puesto callejeros de comida, bares y tabernas antiguas, restaurantes modernos, etc.

Nos relajamos visitando el castillo y dando un paseo por el centro y también por los barrios de alrededor, no podemos dejar de andar, jejejej.

Tienen más encanto y no hay prácticamente nadie. Es más auténtico. Me encanta.

Unos kilómetros urbanos más tarde y alguna cerveza, nos conducen de vuelta a la zona centro para darnos un merecido homenaje, y cenar algo típico esloveno en un «restaurante» recomendado por un amigo.

Y a descansar, que se avecinaban cambios (llegaban noticias de Ryanair y había que ir preparando plan B 🙂 )

Dia 8. Bled-Cuevas Skocjan-Venecia……..Dia 9 Milán-Málaga

La vuelta era sencilla. Pero también hubo sorpresa y plan …….improvisado 🙂

Me llega aviso de Ryanair, hay huelga de pilotos y se cancela el vuelo. Cambio los transfer, busco vuelos nuevos, y la única opción es coger otro vuelo desde Milán, mañana a las 7:00 am.

Así que nos vamos a ver la Cuevas de Skocjan, de camino a Venecia. Las cuevas son impresionantes, parece que estas dentro del Señor de los Anillos. Una pasada.

De allí a Venecia a pasar la tarde antes de coger el tren a Milán a las 22:00, y otro de enlace al aeropuerto de Malpensa, donde pasaremos unas pocas horas antes de volar a Málaga para terminar esta aventura.

Cansados, pero con la mochila llena de buenos recuerdos y experiencias, terminamos este Trekking del Triglav en los Alpes Julianos, que todavía se puede hacer sin estar masificado, y sabiendo buscar alternativas.

Segundo Viaje

Dos años después, volví a hacer el Trekking del Triglav en los Alpes julianos, cambié rutas, caminamos 5 días en esta ocasión, visitamos otros lugares, conocimos a otras personas y vivimos nuevas experiencias.

El país y el Parque Nacional me encantan, y estoy seguro que volveré. Me quedan rincones y experiencias que disfrutar por allí

Próximo viaje

Esta vez será algo diferente, en el Trekking del Triglav Road Trip, después de recorrer el corazón del Parque Nacional, lo rodearemos en furgonetas equipadas para acampar donde nos apetezca.

¿Cómo organizo mi Trekking al Triglav?

Sólo tienes que ponerte en contacto conmigo y decidir si te vienes al próximo viaje o prefieres que te asesore e ir por tu cuenta.

Al final se trata de vivir una experiencia dejando el máximo valor allá donde vamos y pagar un precio justo.

Si te ha gustado el artículo, deja un comentario. O si tienes alguna duda o sugerencia no te cortes, te responderé en base a mi experiencia para que disfrutes al máximo.

¿ESTOY PREPARADO PARA UN TREKKING?

Realizar un trekking de varios días es una de las experiencias más gratificantes que un amante de las montañas puede realizar. Pero ¿estoy preparado para un trekking?

Es frecuente pensar esto antes de hacer el primero, incluso después, si estoy realmente preparado físicamente o no. Las dudas surgen, están ahí, y a veces nos asaltan cuando menos te lo esperas.

Llega el otoño, haces algunas salidas con esa luz increíble que solo esta estación tiene, y empiezas a soñar, a pensar en la próxima primavera o verano.

¿por que no hacer ese trekking que llevo tanto tiempo deseando? ¿estaré preparado?

Primeros consejos

Chequeo médico

Es curioso, pero la gran mayoría de personas que practican deporte y/o actividades de montaña, no se someten de forma periódica a un chequeo o revisión médica.

Parece como si este tipo de control solo fuera necesario para los deportistas profesionales o de élite. Nada más lejos de la realidad.

Dependiendo de la edad, peso, frecuencia y tipo de actividad deportiva, y lesiones o patologías, nuestro médico podrá recomendarnos ciertos límites en la intensidad e incluso el tipo de ejercicio.

También es muy recomendable hacer una Prueba de Esfuerzo. Se trata de un examen de la resistencia física para observar la respuesta del corazón, si sufre algún daño, determinar la frecuencia cardiaca y si late de forma regular.

Planifica

Seas o no una persona ordenada o metódica, planificar un entrenamiento de cara a poder realizar el Trekking, hará más fácil de mantener la disciplina e ir cumpliendo objetivos.

De igual manera será más factible diseñar un programa con un aumento gradual de esfuerzo, que nos llevará a ir superándonos en lo físico y reforzándonos en lo emocional.

Ayuda técnica

Existen numerosos gadgets electrónicos y aplicaciones para nuestro smartphone, que nos ayudaran en la planificación y control de nuestro entrenamiento, así como de la progresión y retos conseguidos.

Los hay que también nos aportan valores como la frecuencia cardiaca, pudiendo establecer límites.

Otros nos facilitaran ejercitar la musculatura de forma ordenada y dirigida, o nos indicaran la ruta si son tipo GPS, o nos acompañaran con música o nos alumbran el camino.

Un sin fin de posibilidades, para motivarnos y ayudarnos a progresar en nuestra preparación para realizar un trekking de varios días con garantías de disfrutar y no sufrir. O al menos, que sea poco, jejejejeje

Entrenar

Prepara tu cuerpo

Es increíble como con un poco de ejercicio realizado de forma constante, nuestras capacidades de hacer cosas que creíamos solo asequibles para otros, se vuelven una realidad.

Cada persona es un mundo, así como el entrenamiento que ha de realizar de cara a un trekking de varios días.

Si nuestro objetivo es un recorrido de más de una semana, con rutas de 15-20km de media al día, hablamos de un trekking de 100-120 km mínimo y dependiendo del lugar tendrá también unos desniveles cercanos a los 5.000 mt +.

Esto nos lleva a dividir nuestro entrenamiento en dos grandes bloques:

Aeróbico

Correr, nadar o ciclismo, son los tres mejores ejercicios que nos llevaran a mejorar nuestra capacidad aeróbica, al tiempo que nos ayudaran a ganar confianza.

La frecuencia e intensidad vendrán determinadas según el planning desarrollado. Pero en los comienzos una buena orientación es sentirse al finalizar la actividad fatigado, en el plano cardiovascular, pero no agotado o exausto.

La progresión gradual será siempre más efectiva y reducirá el riesgo de lesiones. Las prisas son malas consejeras.

Resistencia

El otro elemento necesario en nuestra preparación: ganar en resistencia y fuerza muscular.

Muchas personas creen que con mejorar la capacidad aeróbica es suficiente. Por otra parte, siempre es más divertido salir a entrenar con la bici o a correr, que ponerte a hacer «musculo».

Pero nuestro cuerpo es un equilibrio de fuerzas y esfuerzos constante. Y cuando caminamos o ascendemos una montaña, todo suma o resta. Y nuestra capacidad de resistencia a los esfuerzos continuados de llevar una mochila, subir o bajar piernas por senderos empinados, van a demandar de nuestro cuerpo algo más que esfuerzo aeróbico.

Ejercicios para ganar resistencia hay muchos: sentadillas, plancha, paso atras, push up, etc

Lo ideal es una tabla de ejercicios dirigida, bien por un profesional en vivo, tipo gimnasio o entrenador personal en vivo o a distancia.

Las salidas frecuentes a la montaña para rutas de esfuerzo medio nos aportaran también resistencia, al tiempo que nos ayudaran a ir ganando confianza en como movernos y sortear dificultades, diferentes tipos de terreno, etc.

Prepara tu mente

La preparación mental para un trekking de largo recorrido es igual de importante que la física. Poner el foco en el objetivo y trabajar mentalmente en la consecución del mismo, requiere tiempo y estrategia.

La actitud positiva es fundamental, creer en conseguir lograrlo es la mitad del camino.

¿y como se trabaja o prepara la mente?

A grandes rasgos y dependiendo del tipo de persona, el apoyarse en otros es una de las mejores formas. Planificar con semanas o meses de antelación, estudiar los recorridos, preparar la logística.

Probar la mochila con un peso similar al que llevaras, testar nuevos materiales, comparar, coger ideas de compañeros….

Para los más «verdes» hacer un curso de progresión en montaña, orientación, manejo de mapas o brújula, os dará ese extra de confianza que una vez en el trekking, hará que el disfrute sea mayor.

Reflexión

¿estoy preparado para un trekking?

Puede que hoy no. Pero no hay nada que te impida prepararte para estarlo y poder realizarlo con todas las garantías de vivirlo como una experiencia única.

Asesorarte, dejarte acompañar y crear equipo, trabajar y entrenar por algo que deseas, con el premio de verte allí donde soñaste son para mi valores de vida, de experiencias.

Da el paso, vive y disfruta las montañas!!