Alta Ruta Chamonix–Zermatt en el corazón de los Alpes.

La Alta Ruta Chamonix Zermatt es un sueño hecho realidad para mi. Situada en el corazón de los Alpes, se trata de un Trekking por glaciar espectacular.

Recorrido de Alta Montaña, que puede hacerse con varias alternativas. En mi caso, y debido a las condiciones meteorológicas, hicimos unos 70 km y 5.000 mt positivos y otros tantos de bajada en 6 días.

El ritmo, número de horas y días, es relativo, y depende de muchos factores. Forma física del grupo, aclimatación, técnica en progresión encordado, meteo……y por supuesto una buena programación y formación del Guía o leader.

Aunque de lo que no cabe duda, es de que se trata de una experiencia única en un entorno salvaje increíble, pasando de Francia a Suiza, rodeado de picos de 4.000 mt y durmiendo en cabañas refugio autenticas.

Primeras vistas

¿Qué ofrece la Alta Ruta Chamonix Zermatt?

Este Trekking por glaciar en su mayor parte, ofrece la posibilidad de estar 6 días caminando sobre hielo y nieve rodeado de montañas y picos de más de 3.000 y 4.000 mts. Sentir el silencio y el frio, mientras rodeas y cruzas grietas con un fondo azul transparente.

Sensaciones.

Hacer equipo y cordada. Ese concepto tan antiguo, como el Alpinismo. Progresar atado a otras 2 o 3 personas durante todo el día, sabiendo que tu seguridad depende también de la de ellos, y viceversa.

Sensaciones de paz y superación, de estar en medio de la naturaleza salvaje.

Pura vida.

Aprendizaje

Para todo montañero aspirante a Alpinista, no hay mejor lugar para progresar y aprender que Chamonix.

Tienes todo tipo de actividades de diferentes niveles de dificultad. Puedes contratar un Guía en origen o aquí mismo en la Compañía de Guías de Chamonix.

Hacer cualquier ruta es ya un curso en potencia, en vivo y en directo.

Las dimensiones de estas montañas, las distancias, la infinidad de picos, valles, con sus diferentes orientaciones y tipos de terreno, son la mejor escuela de montaña.

Alta Ruta Chamonix Zermatt. Día a día

Día 1. Llegada a Chamonix

Si no has estado antes en Chamonix, sorprende. En mi caso, no era así, pero siempre te invade una sensación especial cuando entras por el valle. Te sientes pequeño y a la vez importante. ¡estas en Chamonix! La cuna del Alpinismo.

Jacques Balmat y Micheal Paccard. 1ª ascensión al Montblanc

El «pueblo» es un continuo ir y venir de todo tipo de gente. Mochileros, Guías con clientes, turistas de cualquier parte del mundo, familias……..

Se respira montaña. Deporte. Naturaleza e historia.

Chamonix es también un valle con otros 5 pueblos principales y otras tantas villas más pequeñas. Y entre todas, un sin fin de pequeños chalets privados y también algunos dedicados al alojamiento de todos los enamorados de estas montañas que venimos aquí.

Nosotros nos alojamos este primer día en Le Tour. Pequeña villa situada al final del Valle en su extremo este.

Ha sido un día largo. Salimos ayer de Granada en furgoneta y esta mañana hemos recogido a las clientas en el aeropuerto de Ginebra. Y de allí directos a Chamonix para las últimas compras y al alojamiento.

Revisando la meteo.

El albergue es muy cómodo, y tras revisar la meteo y preparar la mochila, cenamos y a la cama.

Día 2. Primera etapa. Le Tour-Refugio Albert 1º.

Salimos del albergue a 1.453 mt y como el día de hoy va de aclimatar poco a poco, cogemos el telecabina Col de Balme que nos deja a 2.200 mt.

Desde aquí hasta el Refugio Albert 1º a 2.711 mt nos quedan unos 5 kms en 2 horas, por una vereda muy cómoda.

Un paseo para disfrutar de las vistas e ir metiendonos en ambiente.

Primer glaciar a la vista

El refugio es una autentica maravilla. Ambiente muy alpino. Todo en madera, espacioso, calentito y con todo lo que puedas necesitar.

Nosotros aprovechamos la tarde para descansar, leer, disfrutar de las vistas del Glaciar de Le Tour.

Día 3. Segunda etapa. R.Albert 1º-Champex

Nos metemos en faena directamente.

Salimos temprano, y a los pocos minutos andamos con nubes muy bajas, casi niebla.

La ruta se dirige al siguiente valle, el Plateau du Trient, pero primero hemos de superar la cresta que hay ante nosotros, bien por el Coll du Tour 3.281 mt o por el Coll superieur du Tour 3.288 mt.

Nosotros lo hacemos por este último. Se trata de una pala de nieve, con terreno mixto para cruzar al otro lado. Buen ambiente.

Nada más dejarnos «caer» al Plateau. La niebla nos rodea y he tirar de GPS al mismo tiempo que voy leyendo el terreno. Hay una huella, pero no me gusta por donde va y me dejo guiar por el instinto y la tecnología. 🙂

Se agolpan las sensaciones. Vas todo el tiempo pendiente del «camino» de los compañeros, de las nubes…….Y de pronto, el paisaje se deja ver, y uahhhhhhhh, que maravilla, te ves tan pequeño en mitad del glaciar!!

Lo atravesamos dirección Este hacia el Glaciar de d’Orny, pasando bajo la Cabaña du Trient. Al salir del hielo y coger la vereda paramos en la cabaña d’orny a tomar un cafe.

El sitio tiene un balcón increíble. Lo gestiona una mujer de unos 60 años encantadora, ayudada por dos paquistanies. Entramos en calor y seguimos.

La senda no dejara de bajar hasta coger el telesilla de la Brenya en el extremo de las agujas de Arpette y así descender a la villa de Champex.

La continuidad de la ruta tiene aquí varias opciones:

.- Transfer a Bourge Saint Pierre, y de aquí subir a la cabaña de Mille (dos días más)

.- Transfer a la presa de Maouvasin, y de aquí a la cabaña Charrion (un día más)

O lo que hicimos nosotros, debido a la previsión meteorológica que anunciaba tormenta y aguacero. Que acertó de pleno.

.- Transfer hasta Arolla.

En total 8 hr y 760mt + y 1.223 mt-.

Día 4. Tercera etapa. Arolla-Cabaña Vignettes

Después de una buena noche viendo llover a cantaros bien calentitos en nuestro pequeño hotelito, salimos en un día despejado hacia el siguiente destino.

Hoy la etapa es corta pero intensa. Todo el tiempo en subida, a ratos por vereda, por la morrena del glaciar y terminando por el mismo, crampones y piolet en mano.

Ahora vas entendiendo lo de Alta Ruta Chamonix Zermatt. Todo para arriba. Pero nuestras caras lo dicen todo no? 🙂

Las mochilas tiran para atrás de lo lindo. Mientras no son necesarios, cargamos con crampones, cuerdas, arnés, piolet y demás cacharros, que hacen que el ritmo sea tranquilo. Aunque la verdad que con estas vistas se agradece doblemente.

La aclimatación y entrenamiento antes de venir, se nota, y todo el grupo sube sin una queja, o no se les oye, la verdad 🙂

El refugio es la típica cabaña suiza, gestionada por el típico suizo. Que tío más serio, jejejejejej.

Pero el sitio en increíble y el trato, la cena y el desayuno, muy buenos. Y creo que nos lo habíamos ganado después de 5 hr y 1.285 mt de subida.

Cabaña Vignettes, con su helipuerto para abastecerse y emergencias.

Día 5. Cuarta etapa. C.Vignettes-Cabaña Bertol.

Salimos del refugio bajando al glaciar de Otemma, girando al poco hacia el Coll de Chamotane. Cruzamos por el glaciar de Arolla en dirección al Coll de Evêque (3.392 mt).

La mañana esta impresionante. La etapa de hoy y mañana son las más salvajes, y se nota.

Hay un silencio que te atrapa. Solo se oyen nuestros pasos en la nieve dura al caminar o saltar las pequeñas grietas en la planicie.

Pero al llegar a la campa de subida al Coll de Evêque el terreno presenta grietas enormes que vamos sorteando tranquilos pero alerta.

Arriba parada para comer e hidratarse disfrutando de las vistas y bajar por el Haut Glaciar de Arolla cuya última parte es de hielo azul. ¡Que experiencia!

La verdad es que tuvimos mucha suerte con la meteo. En la Alta ruta Chamonix Zermatt no te puedes asegurar buen tiempo, y has de ir día a día comprobando como evoluciona, e incluso en el mismo día puede haber un cambio inesperado.

Aquí es fundamental madrugar mucho para evitar pasar por zonas delicadas con nieve blanda.

Podrías pisar un puente de nieve y hundirte. Como me pasó a mi el último día 🙂

En este tipo de trekking, lo normal es caminar medio día y pasar el otro medio en el refugio descansando, o viendo llover, mientras tomas algo calentito, o fresquito, jejejej.

Bueno, tras bajar el glaciar nos quedaba subir a la Cabaña Bertol (3.311 mt). Un nido de águilas en el corazón de loa Alpes.

El acceso se hace desde la misma campa de nieve que llega hasta su base, por una escalera en dos tramos, que es casi una férrata.

Aquí lo normal es asegurar a los clientes con la cuerda desde arriba. El cansancio y la exposición podrían jugar una mala pasada. Y en esta ocasión además el pie de la escalera estaba helado y subimos con los crampones puestos. Otra experiencia más.

Jornada completita: 15,110 kms, 9 hr 22min y 1.200 mt + y 1.066 mt -.

Dormir en la cabaña Bertol es toda una experiencia en si. Situada en medio de la Alta Ruta Chamonix Zermatt, al igual que otros muchos refugios solo se aprovisiona por helicoptero, y hasta eso aquí es complicado.

Es tan pequeña y está en un lugar tan escarpado, que hasta ir al WC es una aventura, sobre todo al anochecer.

Pero he de reconocer que el trato es formidable y que cené la mejor lasaña que he probado nunca.

Día 6. Quinta etapa. C.Bertol-Cabaña Schönbiel.

Hoy trasnochamos. Desayuno a las 4:30 am. Hay que salir a las 6:00 am, pues el día es largo y pasaremos por zonas delicadas. Y está haciendo mucho calor, incluso tan pronto como a partir de las 11 o 12 de la mañana.

Estoy haciendo toda la ruta en pantalón de trekking de verano, y después de media mañana solo con la camiseta térmica de manga larga.

Salimos con las primeras luces del amanecer. Salir a oscuras con el frontal solo habría creado más tensión y tampoco habríamos adelantado tanto.

Cruzamos por el galciar du Mont Miné para subir a la Téte Blanche (3.710 mt). Desde aquí las vistas son un deleite, Dent Blanche, Dent d`Herens, el Valais, el Cervino…….

Te podrías quedar aquí todo el día extasiado. Pero queda bajar por el glaciar agrietado de Stocki.

Son las 10:30 de la mañana aproximadamente y hace calor. Comenzamos el descenso y ya hay algunas grietas y pequeños puentes de nieve blanditos. Upsss 🙁

Y llegamos a la parte medio-baja. La huella y el track van hacia una grieta que se abre a izquierda y derecha de forma brutal.

Hay que cruzar recto. Bueno, mejor dicho, saltar. Se trata de eso o cruzar un puente de nieve que no da ninguna confianza. El salto es de 1,5 mts más menos, con los bordes ya tocados por la gente.

No lo veo claro por la cordada, así que opto por el puente, y pongo en alerta a los compañeros.

Touch down: tres pasos y me cuelo, piernas en el vacío, pero me quedo trabado con la mochila. La adrenalina a tope, la cuerda tensa. Salgo a gatas, despacio pero sin pausa. Vuelvo al punto de partida y tal cual, les hago una señal a los compañeros y salto la grieta.

Ufff, mezcla de euforia y tensión.

Aseguro a los compañeros y nos reunimos todos a este lado.

Del épico momento no hay fotos, pero si recuerdos muy intensos 🙂

Ya solo quedaba la Morrena del Glaciar Zmut y la del Glaciar Schombiel, y trepar a la cabaña por una pared de roca «equipada».

Y a reponer fuerzas y bajar pulsaciones, jejeje, en la terraza con vistas al Matterhorn. De lujo.

15,700 kms, 9 hr y 11 min, 880 mt + y 1.420 mts –

Día 7. Sexta etapa. C. Schombiel-Zermatt

Hemos dormido de lujo. Buena cena, cervezas y ambiente y vistas impresionantes.

Hoy vuelta a la civilización. Recorrido en bajada cruzando pequeñas aldeas de montaña de cuento. Solo falta que salga Heidi por un prado.

Menos mal que me eché las zapatillas, las botas ya pedían relevo, bueno más bien los pies.

El camino discurre todo el tiempo por vereda, cómodo. Llevamos todo el rato la cara norte del Matterhorn a nuestra izquierda. ¿Qué más podemos pedir para terminar esta aventura?

Hay numerosos grupo familiares o parejas que nos cruzamos en sentido contrario que han salido a dar un paseo. Este tramo es algo más típico. Es una ruta asequible desde Zermatt y las vistas son de película.

La llegada a Zermatt para mi al menos es una sensación de satisfacción y tranquilidad.

Todo ha salido bien, todos estamos enteros y sin lesiones.

Las caras sonrientes y el ánimo son reflejo de haber vivido algo especial. 6 días por la Alta Ruta Chamonix Zermatt, en el mismo centro de los Alpes, sorteando grietas, todo tipo de nieve y hielo.

Ambiente montañero en los refugios, compañerismo, equipo…toda una experiencia.

Ahora toca descansar un poco y reponer fuerzas. Zermatt merece pasar un día y recorrer sus calles libres de vehículos a motor. Aquí todo es eléctrico. Un paseo antes de la cena, visitar el museo de la montaña, el cementerio de los ilustres……

Día 8. Zermatt-Täsch-Chamonix

Ya solo queda regresar a Chamonix. Después del desayuno buffet increíble en el Albergue internacional, paseo por la villa y a coger el tren que nos baja hasta el pueblo de Tásch. Este funciona como un gran aparcamiento, ya que desde aquí no puedes pasar en vehículo.

Nos espera una furgoneta para devolvernos a Chamonix. 2 horas de carretera.

Ahora si se huele el final de la aventura. Pero la satisfacción es enorme.

La experiencia vivida nos va acompañar siempre. Las emociones, las montañas, los amaneceres y puestas de sol…la amistad.

Tengo que apuntarme «hacer más fotos», que soy muy flojo para eso.

¿Qué no puede faltar en el trekking de la Alta Ruta Chamonix Zermatt?

De manera somera te voy a dar unas indicaciones o consejos. Cada uno es libre de tomarlos o no, claro está. Pero como se suele decir, El saber no ocupa lugar.

También recomiendo, salvo si tienes una buena experiencia en alta montaña y en técnicas de rescate glaciar y orientación, contratar un guía. Existen muchas más garantías de éxito.

Y no se trata solo de completarlo. El llegar entero y pasarlo bien, cuenta y mucho. 🙂

Técnica

El 70% del trekking transcurre por terreno glaciar, y en él hemos de ir encordados a nuestros compañeros (2 o 3).

Esto implica saber moverse unido por una cuerda, como llevarla, hacer cambios de pendiente, saltar grietas, saber asegurar, progresar con crampones, hacer rescate en grietas….etc

Y es conveniente llevar esto practicado de forma lo más reciente posible, no de hace 2 o 3 años.

Preparación física

Creo que no hace falta una preparación especial. Aquí la altitud no suele ser un problema. Aunque si es cierto que casi todo el tiempo nos movemos sobre los 3.000 mt, con una máxima de 3.700 mt.

Por tanto, si creo que hay que estar en forma y también que según tu actividad normal, hay que prepararlo.

Lo ideal es empezar al menos unos 6 meses antes.

Si practicas un par de días a la semana actividad aeróbica como correr o bici, más salidas a montaña el finde, no tendrás problema.

Si por otro lado, solo tienes tiempo de salir el finde y no todos, directamente a la montaña, precaución.

Yo recomendaría 2 salidas entre semana, de una hora. Bien correr o bicicleta.

El fin de semana, ruta de montaña de 4-5 horas, con unos 12-15 km y 800 mt de desnivel positivo.

Y una vez cada 2-3 semanas ruta de 7-8 horas, 15-20 km y 1.000-1.200 mt de desnivel.

Esto te garantiza la forma física adecuada que puede marcar la diferencia entre hacer el trekking sufriendo o disfrutando.

No hay dos personas iguales, y tampoco la preparación o entrenamiento, es una ciencia exacta.

Quiero decir, que puedes asesorarte y entrenar y estar mejor que antes, pero igual que alguien que no ha hecho nada.

Material

No se porque, pero parece que siempre pesa mucho la mochila, no?

Yo hace años que para este tipo de Trekking de 8-10 días llevo una mochila de 38+5 L, y me va genial.

Es cierto que se trata de un tema personal, y hay quien prefiere llevar algo más de peso para no renunciar a algo, y viceversa, quién se priva de cambiarse de calcetines 4 veces para llevar menos.

En función de la previsión meteorológica y temperaturas estimadas, Imprescindible para mi:

  • 4 mudas de ropa interior
  • 2 camisetas térmicas de manga larga
  • 4 camisetas técnicas manga corta
  • Mallas térmicas
  • Pantalón de trekking ( en este caso llevaba el de verano)
  • Forro polar medio
  • Chaqueta plumas 800c
  • Chaqueta gore tex
  • Guantes finos
  • Guantes gore tex
  • Gorra
  • Buff
  • Botas rígidas
  • Gafas de sol factor 4
  • Gafas de ventisca
  • Para higiene personal: toalla pequeña, toallitas, pastilla jabón….
  • Bastones de trekking
  • Camel back
  • Crampones
  • Piolet de travesía
  • Cuerda ( por cordada)
  • Casco
  • Material de rescate en grieta ( polea, tornillo hielo…..)
  • Botiquín (medicación personal, crema solar, manta térmica….)
  • Cargador para móvil y batería extra
  • Mapa, brújula y GPS

Para terminar

Bueno, espero que no se te halla hecho muy largo este artículo, y eso que no lo he contado todo.

Como por ejemplo el rescate de la furgoneta de las garras de la Policía Suiza 🙂 :), pero eso ya otro día jejeje

Así que espero que te animes a realizar esta ruta, que algo de lo leído aquí te resulte de utilidad y que si te apetece me dejes un comentario abajo.

Salud y buenas montañas!!!!

MI AVENTURA, MIS PRINCIPIOS

Vivir mi aventura, hacer un trekking y disfrutarlo. Mi aventura, mis principios, marcan un camino, una opción diferente. Aunque hay otras.

Vivir un trekking como una aventura increíble, podría ser un mantra. En realidad, para mi lo es. Creo que se pueden hacer trekking de forma diferente y que al mismo tiempo sea una experiencia enriquecedora y no solo física.

Es cierto también que has de querer que esto sea así. Es decir tener Actitud, ser pro activo, y porque no, optimista. Parece que en según que foros, esto no está muy bien visto. Como si hubiera que dejarse superar por las situaciones.

Bueno, nada más lejos de mi forma de vivir y ver la vida.

Siempre el vaso medio lleno. Y si algo puede salir bien, saldrá bien. Pongamos todo de nuestra parte.

Pero tengamos criterio y aprendamos de cada situación y de cada persona que se cruce en nuestro camino.

¿ qué principios me gusta seguir?

Mis Principios

No los inventé yo, se los escuché a un alpinista y quedaron grabados en mi cabeza. Así que los adopté y trato de seguir siempre que voy a la montaña. Los comparto con todo aquel que anda conmigo, pues son algo más que ideas.

Mi aventura y mis principios, en realidad son una forma de entender salir al monte, e ir de trekking.

Volver a casa

Claro, que obvio, no?

Todos damos por supuesto que después de salir a la montaña vamos a regresar a casa o al refugio. Y normalmente es así.

Pero hay ocasiones en que perdemos de vista el objetivo, o le damos prioridad a algo que no deberíamos. Y volver a casa ha de ser siempre lo primero.

Hay quién asegura, que esto es una exageración, que ni se le pasa por la cabeza. Eso son cosas de los profesionales que hacen esas cosas imposibles para el resto de los mortales.

Pero no es así. Cada uno en su nivel ha de tener claro que terreno pisa. Para Kilian Jornet correr por una arista a 4.000 mt es algo dentro sus capacidades, y quizá solo se convierte en algo extremo si le sorprende una tormenta allí arriba ( y puede que ni así)

Para los demás, esa arista ya es algo fuera de lo normal, solo realizable con Guía y encordado.

Nuestra integridad física no es algo que pueda entrar en la ecuación de hacer montaña. Partiendo de que el riesgo cero no existe, ya lo sabemos.

Toda actividad supone un riesgo, pero saber donde están nuestros límites, y si nos estamos moviendo fuera de ellos, es algo que hemos de conocer y evitar.

el refugio
Valle de Aosta

Pasarlo bien

No es mala norma a seguir, no?

Si, ya se. Nadie va a la montaña a pasarlo mal. Pero hay ocasiones en que debido a las circunstancias, la situación empieza a ponerse incomoda y ya no lo disfrutamos.

Puede ser la presión de quien nos acompaña, por que en el fondo no nos conoce bien, o antepone sus intereses, y nos lleva a caminar por lugares que superan nuestras capacidades.

Podemos ser nosotros mismos, en aras de demostrar lo valientes o atrevidos que somos.

En cualquier caso, es normal en una actividad encontrar algún momento que exceda de nuestras aptitudes y que eso nos produzca cierto estrés.

La cuestión es si cuentas con las «herramientas» necesarias para reconducir la situación, si eres capaz de renunciar o buscar alternativas al recorrido, si las personas que te acompañan comparten tus mismo valores y forma de entender como disfrutar de la montaña.

Pasarlo bien, ha de estar bien presente en nuestra mente, en nuestra forma de vivir un trekking, mi aventura.

montaña divertida
Dolomitas

Por eso es tan importante con quién compartes el viaje, el trekking. Mi aventura es algo muy especial, que quiero vivir con personas afines, con la misma sintonía y amor por la naturaleza.

De ahí que sea tan importante no comprar guiado por cuestiones como el más barato, o porque es de mi ciudad.

Hacer una selección de compañeros en algo tan especial, no debería sorprender. Eliges a tus amigos, a tu pareja, etc. Porque no con quién has de compartir 24 hr al día, 1 o 2 semanas, lejos de casa?

Mereces pasarlo bien, y todos los detalles cuentan.

La cima

¿Quién no quiere llegar a la cima? ¿o lograr el objetivo del día? ¿terminar la ruta?

Pero está en tercer lugar en mis principios. Porque para mi, ninguna cima vale más que mi integridad física, que volver a casa.

Ni vale más que pasarlo bien y disfrutar del camino, del proceso y de la compañía.

Porque las personas son siempre lo más importante, compartir nos hace más humanos, mejores. No anteponer nuestros deseos ante todo y todos.

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.

Ya nos lo decía el Poeta Cavafis, el camino y no la meta es lo importante, todo aquello que nos sucede, que vivimos.

el camino
la amistad
Subiendo a escala el Naranco de Bulnes

Vivir mi aventura, los esfuerzos, nos van forjando como personas, llenando el espíritu y ampliando nuestra forma de ver y entender otra forma de viajar y hacer trekking.

La amistad y los lazos que se hacen en esos momentos compartidos, no son comparables con nada.

Y claro está que si también logramos la cima, las sensaciones se multiplican. La satisfacción del objetivo cumplido, la meta alcanzada, habernos superado, mirar en derredor y soñar con otras cumbres otros caminos, sentirnos vivos.

la cima
Sierra Nevada

Pura vida.